web 2.0

La cátedra de la UZ ‘Bantierra-Ruralia’ analizó las oportunidades que ofrece el mundo rural ante la crisis

Más de 300 estudiantes de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza asistieron, durante la jornada del jueves 14 de febrero,   al I Encuentro sobre ‘Desarrollo rural sostenible’. El salón de actos de Bantierra es el escenario donde se desarrollaron estas jornadas, enmarcadas dentro la Cátedra de la Universidad de Zaragoza ‘Bantierra-Ruralia’, dedicada al análisis de la emigración, el desarrollo económico sostenible y el envejecimiento progresivo de las zonas rurales. Las políticas de desarrollo rural y las oportunidades de este medio frente a la crisis económica fueron las protagonistas de seis ponencias de expertos e investigadores, que trataron de responder a los retos de la agricultura, la innovación, el cambio climático y la movilización del potencial de las zonas rurales.

 El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López fue el encargado de inaugurar este encuentro, junto al secretario general de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Javier Rincón, el decano de la Facultad de Economía y Empresa,Alberto Molina, la Co-directora de la Cátedra, Blanca Simón y el responsable de Relaciones Institucionales de la Bantierra, Jesús Ángel González.

 Manuel López señaló que esta cátedra “tiene una actividad muy importante” ya que se dedica, en tiempos de crisis,  a reflexionar e “incentivar las oportunidades que ofrece el medio rural, que no consisten simplemente en acudir a buscar trabajo como asalariados, sino en saber que hay nuevas cosas que se pueden hacer, que la sociedad demanda y para las que el medio rural puede ser una oportunidad”.

 Blanca Simón valoró el carácter de estos encuentros, que suponen un “impulso para las iniciativas de desarrollo rural y las políticas de territorio” y ha asegurado que, precisamente, desde la cátedra pretenden “promover iniciativas emprendedoras y generar empleo y desarrollo”.  Una cuestión que ha corroborado el decano de la Facultad de Economía y empresa, Alberto Molina, que ha destacado “el potencial del medio ambiente, del patrimonio y del turismo de nuestro territorio”, posibilidades que deben explotarse “situando a  la industria agroalimentaria como un factor principal para el desarrollo”.

 Por su parte, Jesús Ángel González, de Bantierra, aseguró que  “esta caja ha asumido el reto de impulsar un desarrollo rural sostenible y de crear un marco que ayude a preservar nuestras raíces culturales y de identidad, que contribuya a definir nuestro paisaje, fijar la población y mantener el equilibrio medioambiental”.

Las ponencias, que se prolongaron hasta las 20.00 horas,  se acercaron a  los problemas más relevantes que se plantean en Aragón, España y la Unión Europea en materia de desarrollo rural sostenible. “Uno de los puntos de mayor interés dentro de los estudios económicos actuales”, según Blanca Simón ya que  “las zonas rurales abarcan más del 90 % del territorio de la UE, un porcentaje que se mantiene en España”.

 El desarrollo rural en Aragón

 Luis Marruedo, director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón,  repasó las políticas planteadas en el programa de desarrollo rural 2007-2013 para la comunidad. Aseguró que “de la programación que se hizo en 2005-2006 para la actualidad hay una gran variación, la de la escasez de recursos que ha traído la crisis económica”. Dijo  que “los programas están cofinanciados por tres administraciones” que cuentan con menos presupuesto, a lo que hay que añadirle “la enorme brecha que ha creado el desempleo, cuestión que habrá que atender de forma adecuada”. Marruelo ha querido, durante su charla, reivindicar el regadío en Aragón y su importancia para el desarrollo del territorio. 

 La responsable de Responsabilidad Social Corporativa de Bantierra, Jana Catalán, aseguró que este es “un tema que la caja trabaja día a día, porque nuestra razón de ser comienza en la agricultura y la ganadería en el medio rural. Y para ellos estamos las cajas rurales”. Señaló  que estos sectores “están sufriendo bastante al verse recortadas las ayudas que reciben de la Unión Europea”. Afirmó, también,  que “estas iniciativas pretenden adelantarse a lo que ocurrirá en el futuro” para que cuando se planteen nuevas situaciones “sepamos reaccionar y ponernos manos a la obra”.

 Agricultura sostenible y PAC

 Isabel Bardají, subdirectora del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales, CEIGRAM ha hecho hincapié en la necesidad de que la agricultura sea una actividad sostenible. En su ponencia ha desgranado las diferentes propuestas de reforma de la política de desarrollo rural en España. “Uno de los pilares de esa estabilidad tiene su base en la innovación y la transferencia de conocimiento, a través de la creación de asociaciones europeas de innovación  para la productividad agrícola”. Bardají ha hecho hincapié en que, para mejorar los indicadores, es necesaria una “reestructuración y una modernización junto a nuevas inversiones”. Se refería, así, a apoyos a los jóvenes agricultores y pequeñas explotaciones y a las ayudas a las inversiones en regadío, condicionadas a una reducción del 25% del consumo.

También ha señalado que las claves para seguir avanzando pasan por pagos agroambientales y climáticos, y ha asegurado que la “agricultura ecológica debe jugar un papel fundamental, unida a una mayor flexibilidad y apoyo a  la constitución de organizaciones de productores que pongan en marcha nuevas medidas de gestión de riesgos”.

La Política Agraria Común también ha estado presente en este encuentro. José María García Álvarez-Coque, de la Universidad Politécnica de Valencia, ha dicho que “es fundamental un mayor equilibrio entre los dos pilares de la PAC”, es decir, entre los pagos directos de la Unión Europea y la cofinanciación dedicada al desarrollo rural, que supone un 20% del presupuesto. En este sentido, ha señalado que “las políticas de desarrollo rural han perseguido la modernización de la agricultura con la diversificación de la renta de los agricultores”. Y ha añadido que, aunque hay que seguir trabajando, “es cierto que estas políticas están evolucionando”, a través de un desarrollo local y endógeno y la valorización del papel ambiental, cultural y paisajístico de las actividades agrícola y forestal.

 

Otros servicios...

Deja un comentario